¿Dejas las cosas para después? Es aburrimiento

¿Dejas las cosas para después? Es aburrimiento

Imprimir Email

Está comprobado científicamente que cuando procrastinamos –es decir, cuando aplazamos mucho una tarea y la dejamos para después– es porque estamos enfrentándonos a un estado de ánimo negativo donde destaca una sensación de aburrimiento.

Lo anterior fue concluido en el 2013 en un estudio publicado por The University of Sheffield, en Reino Unido, pero, ¡ojo aquí! El aburrimiento podría ser solo el inicio de las emociones negativas. Este mismo análisis notó que muchas veces dejamos las cosas para después porque dudamos de nosotros mismos, sentimos ansiedad o inseguridad respecto al proyecto que tenemos que resolver.

Si este es tu caso, hay que parar, porque debes saber que estas emociones también se vuelven un ciclo y ya no solo nos sentimos ansiosos por nuestros pensamientos e inseguridades, sino empezamos a generar culpabilidad por ser poco productivos, lo que hace que, definitivamente, no terminemos nunca… ¿Cómo hacer para lograr nuestras tareas a pesar de todo? Van tres consejos:

1. A todo ponle fecha y hora. Siempre debes ser capaz de medir tus objetivos, para lograr eso debes establecer cuándo harás tu tarea, cómo distribuirás tu tiempo diario y cuáles van a ser tus puntos de referencia.

Es decir, si hay que entregar un reporte (típicos reportes que sí, son aburridos) debes decidir cuándo lo harás pero no dejes todo para el último día, establece también cuánto trabajarás de ese reporte cada día y pon un punto de referencia; por ejemplo, todos los días de esta semana (cuándo), desde las 10 hasta las 12 del día harás el reporte (tiempo diario), con el fin de que el viernes hayas generado todas las gráficas que tu reporte necesita (punto de referencia).

Pensar en estos tres ejes para organizar tu tiempo podrá ser de gran ayuda.

 

2. Prémiate al terminar, nunca al iniciar. Frases como “Veo este video y luego empiezo” son un error; el video lo deberías ver después de acabar tu pendiente, nunca antes. Pensar en “Termino esto, y luego veo el video” es mucho mejor, porque así sentirás que ver el video es un premio. Hazlo así, siempre ponte premios al terminar… 

Un gran premio puede ser consentir a tus ojos con Splash Tears, y luego de acabar mucho mejor, pues tus ojos se secan al estar mucho tiempo con la mirada fija en la computadora y Splash Tears tienen todo lo que se necesita para rehidratar, lubricar a tus ojos y vencer la sequedad.

Splash Tears

3. Sé fuerte por 2 minutos y vencerás. Varias metodologías de productividad han descubierto que si puedes concentrarte durante los dos primeros minutos que te lleva realizar cualquier tarea, serás capaz de terminar. Los dos minutos siempre son los más difíciles, donde más sentimos que no podemos (o queremos) hacer las cosas. Pero si vences ese inicio después es más sencillo continuar.

 

Refresca tu visión con Splash Tears, inhala profundo y disponte a cumplir con lo que sea que tengas pendiente, ¡concéntrate completamente los primeros dos minutos y vence el aburrimiento!

(0 votos)

Da "enter" para buscar
Da "enter" para buscar