¡Trabajar cuatro días a la semana es el secreto!

¡Trabajar cuatro días a la semana es el secreto!

Imprimir Email

No lo descubrimos nosotros, una de las empresas de tecnología más grandes del mundo indica que, después de haber sumado un día de descanso a la semana laboral, el rendimiento de sus empleados mejoró un 40 por ciento.

Y no solo lo dicen ellos: a raíz de la pandemia, una empresa en Berlín también hizo que sus empleados solo trabajaran cuatro días a la semana… ¿Los resultados? Más ventas, más compromiso, más satisfacción en la atención a los clientes.

Las bondades de tener un fin de semana de tres días son innegables: la plantilla laboral agradece sobre todo el tiempo que pueden pasar con su familia y la oportunidad de descansar mejor. Y es aquí donde reside el secreto, porque antes de la pandemia ya existían estudios que indicaban que entre menos dura una jornada laboral, más productivo se puede llegar a ser, pero el mayor beneficio es la oportunidad de descansar más.

Cualquier trabajo, no importa qué tan físico o mental sea, está acompañado de desgaste. Trabajar frente a una computadora no es la excepción, y esto se comprueba con la aparición del ojo seco ocupacional, un síndrome que se desata después de fijar la mirada por mucho tiempo en una pantalla, lo que hace que nuestras lágrimas se evaporen más rápido y nuestros ojos presenten ardor, comezón y visión borrosa que solo mejora al frotarlos. 

Es viable tener un día de descanso adicional. Actualmente trabajamos 40 horas a la semana (8 horas por cinco días, en la mayoría de los países), sin embargo diversas iniciativas laboristas en España y Reino Unido, por ejemplo han comprobado que actualmente tiene mucho más sentido trabajar 32 horas a la semana, es decir, 8 horas por cuatro días.

Lo anterior se explica en que las 40 horas al día fueron una iniciativa en favor de los empleados que se dio durante la Segunda Revolución Industrial, es decir, a mediados de los 1800. En ese entonces 40 horas eran suficientes para sacar adelante a la industria. A medida que han pasado los años, la tecnología ha cambiado hasta que hemos llegado a un momento histórico en donde muchos trabajos casi están automatizados y pueden realizarse con toda organización en 32 horas a la semana.

Trabajar cuatro días a la semana mejora el rendimiento de los equipos, incluso si están trabajando de forma remota. Esta iniciativa también planea influir en los tiempos destinados a las reuniones; fue aquí que la empresa de Bill Gates, por ejemplo, puso como regla general que las juntas no duren más de media hora y que solo se tengan entre máximo cinco personas a la vez.

¿Crees que las empresas de Latinoamérica están listas para refrescar su visión y sumar un día de descanso a nuestro fin de semana?

 

(1 Voto)

Da "enter" para buscar
Da "enter" para buscar